6 de octubre de 2007

El CAI se ahoga en San Sebastián




Una noche para olvidar la del CAI en tierras guipuzcoanas. No sólo por la derrota que ha sufrido en la cancha del Bruesa sino por todo lo que le ha ocurrido a lo largo de la tarde.
Para empezar y cuando la expedición se disponía a partir hacia la plaza de toros de Illumbe se averió el autobús del equipo. Paree que ser que falló la bomba de la gasolina, como a los propios jugadores que tras el descanso dejó de bombear el combustible y regalaron el triunfo a los vascos.
Así, todo el grupo tuvo que ir al recinto tanto en taxis como en coches particulares. Pero eso no acabó allí. Nada más comenzar a calentar, una caprichosa gotera comenzó a mojar el parquet justo donde se ejercitaba el CAI. Más inconvenientes.
Con todas esas circunstancias casi resulta normal que los rojillos se ahogaran en su visita a San Sebastián.
Fuera de bromas, una pena ya que se tiró un partido que se tenía ganado.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

..."el éxito en la partida no se conseguia con una buena mano. Se conseguia jugando bien una mala mano".Denis Waitley.

Anónimo dijo...

"Cuando se juega contra unas circunstancias adversas hay que competir aún mas. Hay que demostrar hasta que punto estás dispuesto a luchar por conseguir la victoria. Si lo haces, el celofán se abrirá y mostrará una baraja nueva, una baraja que te pertenece, y las cartas estarán a tu favor".

Cayo Mario dijo...

El año que viene nos vemos de nuevo en Illumbe...pero en ACB.